Darío Sánchez ...

Para repetir una y otra vez, y otra, y otra,...

5
, en familia
Darío Sánchez Costa:
Lugo, Nadal 2016 Otra Navidad más en Casa Longarela. Y van… ¡¡¡11!!! …¿Por qué será?... A la vista de cómo crecían las familias, nos vimos en la necesidad de “echarnos” de nuestras casas para poder pasar juntos las Navidades. En 2006 dimos con un lugar de ensueño como Casa Longarela, que es el paraíso de la tranquilidad, y… Sus propietarios, las hermanas Marisa (cocina) y Maribel (recepción), a las que ya por fin comenzamos a diferenciar, y el marido de esta última, Jaime, te reciben con los brazos abiertos y consiguen que hagas tuya su casa. Los tienes siempre dispuestos a atenderte en todo lo que necesites y luego… desaparecen en sus aposentos como por encanto. Son la DISCRECIÓN personificada. La casa principal es una preciosidad. Impresionante por fuera y con una disposición y decoración interior exquisitas; dos plantas, cada una con su salón, a tu entera disposición. Aparte, la palleira, rehabilitada en cantina para echarte una partidita o reunirte sin molestar a los demás. La casa pequeña con 4 dormitorios, totalmente independiente de la principal… Los paseos por el entorno, la tranquilidad, la ausencia de ruido… ¡Paz!... ¿Qué más quieres? ¿Y las comidas? Pactadas de antemano con Marisa y elaboradas con productos de primerísima calidad, son dignas del mejor restaurante, hasta el punto de que, año tras año, acabas siempre “pasándote” y prometiendo moderación para el futuro. Y todo ello con una relación calidad-precio difícil de superar. En fin, que es un privilegio y un enorme placer el poder disfrutar de un par de días en familia en un lugar y entorno tan maravillosos como Casa Longarela. ¡Ah! Y, salvo imponderables, seguiremos intentando pasar las Navidades ahí, poniéndoselo difícil a otros a los que también les apetezca… ¡Lo sentimos por ellos! Gracias Marisa. Gracias Maribel. Gracias Jaime. Gracias por formar parte de nuestras vidas y por permitirnos ser una pequeña parte de la vuestra. ¡Un placer y hasta siempre! Darío Sánchez Costa y familia.
+ Más
Cristina Arangur...

Espectacular

5
, en pareja
Cristina Aranguren:
Es[ectacular sitio espectaculares los dueños que no pueden ser más encantadores,espectacular el entorno y alucinante la comida una maravilla de sitio
+ Más
Rocio Victores

Muy recomendable

5
, en familia
Rocio Victores:
Era la primera vez que íbamos por esta zona de Galicia y nos ha encantado el lugar. La decoración al detalle, el entorno y la exquisita comida nos conquistaron. Seguro que volveremos
+ Más
Covadonga De La ...

Como en Casa

5
, en pareja
Covadonga De La Rica Aranguren:
Íbamos sin rumbo fijo viendo el arte de monumentos, exposiciones e Iglesias de nuestra querida Galicia y, comiendo, cenando y descansando donde mejor nos parecía. Por circunstancias varias, recalamos en Castroverde, uno de los pueblos más feos de Galicia, no así sus alrededores. Llegamos a Bolaño ya que unos buenos amigos de Madrid, tienen casa en esta pequeña y cuca Parroquia. Lo pasamos estupendamente y, cuando nos íbamos, al enterarse que no teníamos rumbo fijo, nos recomendaron vivamente la casa rural Longarela. Gran acierto, tanto que nos quedamos 5 noches ya que lo tomamos como punto de partida y de llegada tras las distintas visitas a lo largo de Galicia. Excelencia en lo que, a trato, limpieza, orden, delicadeza, calidad en la comida. En fin, que hemos reservado una semana en junio y otra en septiembre. Maribel, Marisa, Jaime, muchas gracias.
+ Más
Inés Srodowisko

Impresionante

5
, solo
Inés Srodowisko:
Por razones profesionales, necesitaba cambiar de aires unos cuantos días y descansar. Un buen amigo con el que estuve cenando en un restaurante de Madrid, me habló antes de SS de Longarela. Estuve viendo su sencilla página web y, me lancé. LLamé, hablé con Marisa primero, quien me informó de Longarela y de lo que me iba a encontrar. Al cabo de unos días, volví a llamar y en esta ocasión me atendió Maribel, con la que cerré los días de alojamiento y lo que me apetecía hacer. Tardé sin correr cinco horas parando a mitad de camino a poner gasolina y tomarme un café. Me recibieron, me ofrecieron agua y tras registrarme, me acompaño Marisa a la habitación y por el camino me enseñó las distintas estancias. Casa sólida, cómoda y puesta con buen gusto. Los días transcurrieron bien entre lecturas, paseos y algunas escapadas, en coche, a algunos puntos que me aconsejaron y a mi me interesaba visitar. Desayunaba y cenaba todos los días en Longarela; día si y día no, comía fuera. Lugares ricos para comer, comenzando por Longarela, los que quieras. El ambiente, recogido y sin algarabía. Terminé los libros y los documentos que traje conmigo y, descansé a pierna suelta. El último día, volví a probar la tortilla de patatas que Marisa hace previa solicitud del comensal y, unos choricillos de Susa, que ya los quisiera yo en mi cocina. Han sido unos días muy buenos; gracias.
+ Más
Maria Pasquín D...

Maravilloso

5
, en pareja
Maria Pasquín Durán:
Simplemente genial, una estancia de diez. La casa perfecta, cuidado cada detalle. La comida buenisima y el trato mejor. Pudimos aprovechar para pasear por la zona y descubrimos paisajes y rincones para perderse preciosos. Gracias Maribel y Marisa por hacernos sentir como en casa.
+ Más